Logo Marlango Kennel

Adopciones de Schnauzer Miniatura / Schnauzer Miniatura Adoptions

 

Adopciones/Adoptions

Ocasionalmente puede haber disponible algún ejemplar para la adopción en hogares adecuados.

Pueden ser ejemplares jóvenes que parecían muy prometedores de cachorros, pero que su desarrollo no haya sido tan prometedor para la competición como se esperaba, o también perros adultos que han sido retirados de la competición o de la cría, que están acostumbrados a convivir dentro de casa y para los que buscamos una vida de hogar, con cariño y atenciones.

 

La tenencia responsable de perros conlleva una serie de requerimientos de tiempo, de estilo de vida, económicos...desgraciadamente, en muchos más casos de los deseados, algunas decisiones no son tomadas de forma responsable, lo que acarrea problemas en la convivencia e infelicidad por ambas partes...por lo que la relación suele terminar mal, en la adopción, en el mejor de los casos, y en el abandono o sacrificio en el peor de ellos.

 

Antes de adquirir un perro debemos pensar en la posibilidad de darle una segunda oportunidad a un perro que no ha sido afortunado en encontrar un hogar que le proporcione amor y cuidados.

 

A través de los refugios existentes en distintas localidades, o también a través de clubs de raza, es posible encontrar perros que se adapten a las necesidades o preferencias de cada hogar y que muestren su agradecimiento sin límites, colmando de felicidad a su nueva familia.

 

No es necesario que un perro tenga que ser un cachorro para adaptarse a su nueva familia, más bien una correcta adaptación tiene que ver con que sea un perro adecuado al estilo de vida de la nueva familia y a un equilibrio temperamental.

Por ejemplo, si realizamos una vida sedentaria y no tenemos intención o posibilidad de cambiarla, no sería adecuado el adquirir un perro de un nivel alto de enegía, ya que para que su carácter se mantenga estable es necesario que satisfaga sus necesidades de ejercicio y sería problemática una adaptación a un entorno sedentario.

En cuanto al equilibrio temperamental, este tiene que ver con una correcta genética, que provenga de unos padres estables  temperamentalmente y a un entorno adecuado que haya propiciado el desarrollo de un buen carácter.

 

Tampoco es necesario que un perro sea de una raza determinada para hacernos felices, más bien tiene que ver con que su temperamento y  morfología se adapten a nuestro estilo de vida.

 

Sí es cierto que los perros de pura raza tienen un determinado temperamento o morfología a esperar, siempre que se realice una rigurosa selección de los progenitores, por lo que queda menor espacio para las sorpresas y que el cachorrito termine siendo un perro de un tamaño no adecuado a nuestras necesidades y lo mismo ocurre con el temperamento.

Pero un perro mestizo puede hacernos inmensamente felices si prestamos la correcta atención a encajar sus características a nuestro estilo de vida.

 

Un cachorro tiene el encanto especial de verlo crecer y desarrollarse, aunque los requerimientos de atención  y educación también van a ser mayores que en un perro de mayor edad.

 

 

 

 

 

Marlango Kennel: Selección y mejora de la raza Schnauzer Miniatura Sal y Pimienta. Ocasionalmente cachorros o jóvenes para exposición o compañía.

Marlango Kennel: Selection and improvement of the breed Miniature Schnauzer Pepper and salt. Occasionally puppies or young dogs for show or as a pet.